img50/405/10946139xb3.jpg
   
 
  RODOLFO DE ALZAGA

EL REY DE LA MONTAÑA

Muchos pilotos llegan a ser ídolos por su gran trayectoria, por sus incontables triunfos y por la cantidad de títulos que cosecha a lo largo de su carrera. Sin embargo, esto no pasó con Rodolfo de Alzaga, quien se convirtió a fines de la década del 50 y principio de los 60, en un referente del automovilismo, porque tenía un manejo increíble, porque su talento brillaba cada vez que se subía a un auto, pero también por su humildad y sencillez.

   Rolo, apodo con el que se lo conocía, nació el 21 de septiembre de 1930 en la Capital Federal. Su primer contacto con un auto fue cuando en la estancia de su familia y con tan solo ocho años manejó un viejo Ford A. Años más tarde tuvo su propia moto, y ya de adolescente su primer auto que fue un cabriolet, de mecánica Chevrolet y cuyo diseño era bastante particular.

   Poco duró su estadía en la facultad donde estudió ingeniería, debido a que rápidamente abandonó todo para dedicarse de lleno a lo que era su verdadera pasión: sentir la velocidad arriba de un coche. En 1952 se compró su primer auto de carrera: una coupé Ford 40 que preparó en el taller de Chacho Fraotier. Con 22 años el 29 de marzo de 1953 debutó con un Ford en el Turismo Carretera en las 500 Millas de Villa Diamante, en la provincia de Mendoza, pero debió abandonar tras accidentarse cuando ocupaba la segunda ubicación. Días más tarde aseguró que el motor de ese auto andaba muy fuerte, pero que todo lo demás era un desastre. Las temporadas posteriores le sirvieron mucho de experiencia y,... de andar a fondo como a él le gustaba.

   En 1956 cambió de preparador, y se juntó con Domingo Colanero, quien más tarde sería su acompañante. De Alzaga notó que su desempeño había crecido y decidió cambiar de auto. De esta manera adquirió una coupé Ford de Alberto Logulo. "Ahora sí que llego entre los cuatro primeros, y subo sin problemas en la tabla de posiciones", manifestó orgulloso.

   En 1957 ganó la Vuelta de Chacabuco, luciendo en las puertas de su auto el número que lo distinguía que era el 4. Luego triunfó en 1958 en Río Cuarto, Córdoba. En 1959 consiguió quedarse con el campeonato, pero también logró quebrarle la racha a los hermanos Juan y Oscar Gálvez, que venían ganando desde 1947.

   De a poco se fue convirtiendo en una persona muy conocida y admira y así logró ser ídolo de los fanáticos de Ford. En 1960 y por los reiterados problemas de salud de su amigo Colanero tuvo un nuevo preparador que fue Bimbo Fiorentini. En esa época gano la Vuelta de Pehuajó (1961) y el premio Sierras de Córdoba (1963). El apodo de Rey de la Montaña se lo pusieron cuando manejando una coupé Ford ganó el Doble cruce de la Pampa de Achala, que iba de Villa Carlos Paz a Mina Clavero, en Córdoba. Además triunfó en la tercera y cuarta etapa del Gran Premio Dos Océanos (1965); el premio Naftas YPF (1966) y el premio Ciudad de Rafaela a bordo de un Crespi-Torino (1968).

   Pipino Vianini fue su otro preparador y Rolo manejando los Alfa Romeo hizo grandes actuaciones. Con Vianini piloteó las Giuliettas, las Giulias y la poderosa 2600 Sprint Bertone de 1963. Para el Gran Premio de 1960 su equipo había traído al país la Giulietta Ti que era muy veloz y muy potente. Durante la carrera de Alzaga se ubicó en el primer lugar, pero en la 4º etapa tuvo que abandonar entre Amaicha y Taif del Valle.

   Tres años después volvió con el equipo de Vianini para subirse a un Alfa Romeo 2600 Sprint de carrocería Bertone. El auto no le aguantó nada porque primero se rompió el cárter y después un palier. No obstante, en 1963 ganó importantes pruebas.

   Gracias a Oscar Gálvez se convirtió a mediados de los 60 en piloto de Ford donde realizó estupendas actuaciones. Anunció su retiro en 1968, pero dos años más tarde volvió invitado por Fiat al Desafío de los Valientes, ubicándose en la cuarta posición. En el '72 participó en el Gran Premio de Turismo Nacional, con un Peugeot 504, arribando en la tercera colocación. Este sí fue el final de su carrera como automovilista profesional.

   Rodolfo falleció el 20 de abril de 1994, pero siempre será recordado por el fuego de su espíritu, por su gran maestría, por su talento y su nobleza.


EL REY DE LA MONTAÑA
Nombre completo: Rodolfo Carlos José de Alzaga
Fecha y lugar de nacimiento: 21 de septiembre de 1930 en Capital Federal.
Trayectoria: Disputó distintas competencias, pero su fuerte fue el TC. Corrió para Ford, los Alfa; Crespi-Torino; Jaguar y Peugeot. En el TC solamente tuvo 6 triunfos.
Títulos: Fue campeón de TC en 1959.
AUDIOS DESTACADOS
 

Publicidad
 
LA BELLEZA DE LA SEMANA
 
SITIOS AMIGOS
 
img521/994/1221253055510fkh6.jpg img375/1866/headernk4.jpg img218/504/elcircuitocerradoab2.jpg
img504/6499/f1automashz5.jpg img78/9200/logoarmariofinal2za1.jpg Gustavoeo img402/6520/bannerkartingvz0.jpg
img145/289/1221253055510fyw7.jpg
img296/2894/logobigyz5.gif img224/769/5158encabezadotz1.jpg<
 
Locations of visitors to this page CONTADOR DE VISITAS: Europa Casino
Europa Casino
 
Hoy habia 8 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=