img50/405/10946139xb3.jpg
   
 
  LUIS RUBEN DI PALMA

Type the title here

La vida de Rubén Luis Di Palma estuvo siempre marcada por el vértigo, la aventura y la velocidad, pero también por el sacrificio, la entrega, el carisma y la humildad. Así consiguió ser uno de los pilotos más grandes del automovilismo argentino. También el más respetado y admirado.

   Nació el 27 de octubre de 1944 en Arrecifes, provincia de Buenos Aires, y ya desde pequeño se unió al mundo de la velocidad. Cuando Rubén terminó la escuela primaria comenzó a trabajar junto a su padre en el taller que tenía en la entrada del pueblo. A los 14 años ya usaba la moto HRD que tenía Don Di Palma, y al poco tiempo comenzó a correr en dos ruedas. Al principio fue con una Gilera, seguida por una Tehuelche y finalmente una Zanella. Después quiso probar suerte con el karting, con el que ganó más de diez carreras en el transcurso de un año y medio. Pero por ese entonces iba a comenzar a hacer cosas increíbles. "Una vez cuando salí a probar el karting pasé por debajo de un acoplado en la ruta", contó varias veces.

   Su debut oficial en el Turismo Carretera, donde se convertiría en el ganador más joven y más viejo de la categoría, fue el 30 de octubre de 1963 a bordo de una coupé Ford de la Peña "El Gato Negro" y que había pertenecido a Julio César Castellani. Pero en la segunda etapa de la prueba tuvo que abandonar al volcar. Después de casi una temporada el auto fue devuelto a su propietario, pero su dueño ya tenía uno de reemplazo que era una coupé Chevrolet 1938 con motor del año 46. A los 19 años, el 31 de mayo de 1964 ganó la Vuelta de Arrecifes, algo que lo llenó de satisfacción. Después, corrió junto con Guillermo Gainza Paz los 500 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires arriba de un Mini Cooper, pero tuvieron que abandonar la competencia por un problema en el embrague. 
 
1964 -CUPE CHEVROLET - SU PRIMERA VICTORIA

Enseguida se vislumbró el talento que tenía Di Palma en una pista, sin embargo 1965 no fue su año, ya que con la coupé que tenía no pudo lograr demasiadas victorias. En la siguiente temporada corrió con un nuevo motor F100 preparado por "Bamse" pero tampoco consiguió mejorar sus performances. El 10 de septiembre de 1967 en la ciudad de San Nicolás corrió a bordo de una Liebre I, que utilizara Eduardo Copello en el equipo oficial IKA. Con ese auto consiguió su primera victoria en la Vuelta de Junín. Siguió corriendo con ese auto hasta que en octubre de 1968 pasó a integrar el equipo de Oreste Berta.

   En el 69 participó con una Liebre II en dos categorías, una era Sports Prototipos y la otra era Turismo Carretera. Ganó la Vuelta de la Manzana pero fue descalificado por cambiar la caja de velocidades. Más tarde y por sus excelentes actuaciones fue convocado para disputar en Alemania las 48 horas de Nürburgring. Su coche fue el Nº 1 y lo compartió con Carmelo Galbato y Cacho Fangio, pero debieron abandonar por quemar un fusible. 
 
1970 - LIEBRE II B - TURISMO CARRETERA FORMULA B


   Al año siguiente, Berta puso en pista un SP desarrollado por él denominado Berta LS y cuyo motor era un Cosworth. El "Loco" apodo con el que comenzaba a ser conocido, participó en los 1000 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires en conjunto con Carlos Marinovich y de los 1000 kilómetros de Nürburgring, abandonando por problemas de lubricación. Al año siguiente participó con la Liebre II en la Fórmula B y con un Torino en la A, una nueva especialidad rutera con la que se consagró campeón. Además participó en el Gran Premio de Turismo sobre un Peugeot 504 del equipo Coelho, pero desertó.

   El comienzo de 1971 fue para el olvido por su mala campaña. No obstante, en los meses posteriores fue mejorando debido a que obtuvo 5 victorias en Sports Prototipos y se quedó con el campeonato al mando de un Berta Tornado, a la vez fue nuevamente campeón de TC Fórmula A. Al año siguiente repitió la hazaña. 
 
1971 - TORINO - CON ESTE AUTO FUE CAMPEON EN 1970 Y 1971 EN TC FORMULA A

   En el 73 de trasladó de Alta Gracia, Córdoba, (donde residía con su familia) a su ciudad natal Arrecifes para dedicarse a la fabricación de sus propios autos. Corrió las 24 horas de Le Mans junto con García Veiga piloteando una Ferrari 365 GTB4, pero por problemas en su vehículo tuvo que dar por finalizada su participación en la carrera.

   Consiguió otro título en 1974, esta vez fue campeón con un Berta Tornado de la Mecánica Argentina Fórmula Uno, donde se impuso en nueve de los doce circuitos. Un año más tarde participó en infinidades de competencias. Algunas de ellas fueron: en Brasil fue a participar del desafío que auspiciaba Ford con modelos Maverick; un Challenger en El Pinar, Uruguay; en la Fórmula 3000 y volvió al TC después de tres años de ausencia . En 1978 fue contratado por Chrysler y a bordo de un Pinetto-Dodge consiguió el título en la Mecánica Argentina F1. Un año después pasó a integrar el equipo Chrysler de Fórmula 2 con un Berta-Dodge, por lo que debió regresar a la provincia de Córdoba junto a su señora María Cayetana y sus hijos José Luis, Andrea, Patricio y Marcos.
  
1976 -FORD FALCON SIN EXITOS CON ESTE AUTO

Por el año 1980 apareció una nueva categoría en el automovilismo argentino: el TC 2000 y Rubén Luis Di Palma fue uno de los pioneros. El 12 de octubre en Alta Gracia, manejando un Dodge 1500, ganó su primera carrera. Dos años seguidos fue subcampeón, hasta que en 1983 logró el campeonato al volante de un VW 1500. Esa misma temporada participó en la nueva F-2 Codasur y fue piloto oficial Audi, participando del Rally de Argentina a bordo de un Audi Quattro.

   Tan ingenioso era que por aquella época comenzó a fabricar aviones ultralivianos y a establecer récords. Uno de ellos fue cruzar la Cordillera de los Andes, el otro recorrer 5.209 kilómetros en siete días, a un promedio de 35 Km/h.

   En 1989 reapareció en el TC con una coupé Torino y en TC 2000 siguió pero con un Renault 18 berlina. En el 90, además de todo lo que hacía, probó suerte en Stock Car. Posteriormente corrió en la categoría Supercart con un Torino compitiendo con su hijo menor Marcos, quien lograría el campeonato.

   Después de dos años sin victorias Di Palma volvió al triunfo el 2 de mayo de 1993 en la localidad de Santa Rosa, La Pampa, siempre a bordo de su coupé Torino. Al final de la temporada se consagró campeón de Supercart.
 
1996 -ENCABEZANDO EN RAFAELA CON UNA CHEVY TERMINO GANADO

   Volvió al TC en 1995, pero con poca suerte. Recién en el 96' y tras 21 años, se reencontraría con la victoria, esta vez fue manejando un Chevrolet, mientras que su último triunfo fue el 13 de septiembre de 1998, en el autódromo de la ciudad de Buenos Aires "Oscar Alfredo Gálvez" al volante de un Falcon y con su hija de acompañante.
 
2000 - SU ULTIMA CARRERA - CON UN FORD FALCON

   El sábado 30 de septiembre del 2000 perdió la vida cuando el helicóptero que piloteaba se cayó en las cercanías de Carlos Tejedor, en la provincia de Buenos Aires. Di Palma venía de ver clasificar a su hijo Marcos en La Pampa, donde al otro día iba a correr en la categoría Top Race. La semana siguiente y con 12 kilos menos iba a volver a correr con un Torino todo preparado por él.

   Con el Loco Di Palma se fue un mito, pero sus enseñanzas, sus glorias y su pasión por el automovilismo quedaron intactas en los amantes de este deporte. Y su luz sigue y seguirá vigente en cada rincón de los distintos autódromos que lo vieron correr con la misma pasión con la que vivió.

FICHA PERSONAL
Fecha y lugar de nacimiento: 27 de octubre de 1944 en Arrecifes.
Comienzos: Se inició en competencias zonales de motociclismo en 1960 y luego continuó en el karting consiguiendo importantes triunfos.
Primera carrera en el automovilismo: el 25 de agosto de 1963 en la I Vuelta Standard de Arrecifes, como acompañante de Carlos Alberto Pairetti.
Debut como piloto: el 30 de noviembre de 1963 en el XLI Gran Premio de Carretera con un Ford que había pertenecido a Julio César Castellani. Finalizó la primera etapa (Mercedes, Bs. As. - Santa Rosa, La Pampa) 29º. En la segunda, abandonó como consecuencia de un vuelco.

Primer triunfo: el 31 de mayo de 1964 en la VI Vuelta de Arrecifes a bordo de un Chevrolet. Era su 7ª presentación en el TC.

Cantidad de Títulos: 8. Turismo Carretera (1970 y 1971 con Torino), Sport Prototipo (1971 y 1972 con Berta Tornado), Mecánica Argentina Fórmula Uno (1974 y 1978 con Berta Tornado), Turismo Competición 2000 (1983 con Dodge VW 1500) y Supercart (1993 con Torino)
Cantidad de victorias: 101. Mecánica Argentina Fórmula 1: 22, Turismo Carretera: 20, Sport Prototipo: 17, Turismo Competición 2000: 15, Campeonato Argentio de Pilotos: 9, Supercart: 9, Mecánica Argentina Fórmula 2: 6 y Fórmula 2 Codasur: 1.
Ultima victoria: el 13 de septiembre de 1998 en el Autódromo Oscar Alfredo Gálvez de Buenos Aires con un Ford.
Récords: fue el único piloto que ganó en el TC con las 4 marcas (Chevrolet, Dodge, Torino y Ford). Se convirtió en el piloto más joven, a los 20 años, y el más viejo, a los 53, en triunfar en una competencia de TC.
Categorías en las que participó: TC, Turismo Mejorado, Mecánica Argentina F1 , Sport Prototipo, Sport Prototipo Internacional (1000 Km. de Buenos Aires), 1000 Km. de Nurburgring, 24 horas de Le Mans, Fórmula 5000 (Estados Unidos), Mecánica Argentina F2, Fórmula 2 Sudamericana, TC 2000, Club Argentino de Pilotos y Campeonato Mundial de Rally (dos participaciones en el de la República Argentina).



El Día que el Loco Di Palma volvió para regalar alegría

Tuvo que luchar con su hijo Marcos para llegar a la punta y luego aprovechó la excelencia de su Falcon. Completaron el podio Emilio Satriano y Guillermo Ortelli.




POR MIGUEL ANGEL SEBASTIAN
Por supuesto que pienso en ganar, porque ya me di cuenta de que tengo muchas posibilidades.Directo y espontáneo como siempre, Rubén Luis Di Palma, con sus 54 años próximos a cumplir (el 27 de octubre) y sus casi 35 de automovilismo, mostraba con estas palabras un entusiasmo digno de imitar por muchos de sus jóvenes colegas cuando, tras la clasificación sabatina, analizaba sus chances para la carrera.Como tantas, no era una locura esa muestra de fe. Tenía un motivo importante, como fue en este caso que los motores de su rojo Falcon volvían, desde esta carrera, a ser suministrados por Johnny De Benedictis. El mismo De Benedictis que les entrega impulsores a 13 pilotos (casi el 20 por ciento del parque del TC) sin que esta gran cantidad atente contra su gran calidad pues la mayoría son pilotos de punta que hasta ayer le habían dado 4 triunfos. Seguramente entusiasmado con la idea de sumar a esa lista de vencedores a quien en sus años de juventud fue su ídolo, Johnny se animó a decirle a Luis al entregarle el motor: Si el chasis te acompaña, tenés un motor para ganar. El tema chasis era una preocupación para Di Palma, hasta que hace un par de meses incorporó a Angel Carignano y a Miguel Vázquez al grupo de trabajo de su equipo.El cuarto puesto en la clasificación fue la primera señal. Y la lucecita roja de alarma para sus rivales cobró intensidad luego del claro triunfo de Luis en la serie inicial. Tengo un motorazo, reconoció como punto clave para superar al poleman Acuña y a Zanatta. Sin embargo, fue su propio hijo Marcos quien al vencer en la serie más veloz (la segunda) le quitó la posibilidad de largar adelante, aunque cobró forma un hecho insólito en una final del TC, como fue ver largar a un hijo y su padre en la primera fila.Me gustaría que ganase papá. El lo necesita más que yo, porque no le queda tanto tiempo para seguir corriendo, confesó Marcos de cara a la final. Había en sus palabras una mezcla de sentimiento, realidad deportiva e ironía. El sentimiento era el lógico de un hijo hacia su padre. La realidad deportiva marcaba la indudable menor potencia del motor de su Chevrolet frente al Falcon de Luis. El matiz irónico estaba dado por el recuerdo de la promesa hecha por Marcos de devolver en caso de ganar 15 pesos por cada uno de los muchos 10 que recibió en la colecta que le permitió llegar a los 3.000 y pagar la multa por su incidente con Traverso. No obstante, Marquitos también anticipó que iba a correr al viejo como a un rival más.Así fue en pista, hasta que en la quinta vuelta, como buen padre, Luis puso las cosas en su lugar. Deportivamente esto significó que su Falcon asumió decididamente el control de la carrera con una contundencia de la que tomó buena nota Marcos. Ahí comenzaron dos historias diferentes. Para Luis, la de una marcha tranquila rumbo a una victoria a la que personalmente contribuyó aplicando toda su experiencia para sacarle el mejor rédito a un buen auto y a esa particular ayuda que le prestaba Marquitos conteniendo a sus rivales y permitiendo su escapada. En cambio, para Marcos se inició una agitada etapa en la que defendió hasta que pudo (me quedé sin la primera marcha) el lugar de escolta ante Satriano, Ortelli y Traverso.

 
Su resistencia duró hasta la vuelta 18, cuando al salir mal parado de la horquilla lo superaron Emilio y Ortelli. Por entonces su padre ya estaba rumbo a una victoria que, sin distinción de marcas, festejó un público que en cantidad (casi 10.000 personas) no estuvo a la altura de las concurrencias habituales del TC. Un reconocimiento a la voluntad y capacidad de quien, como Rubén Luis Di Palma, es un buen espejo para muchos jóvenes.Luis le dio con este triunfo que movió muchas emociones el sexto triunfo del año a Ford en una carrera entretenida por todo lo que pasó detrás de él. Satriano volvió a sumar kilos sin ganar y Ortelli, solucionado los problemas de carburación que lo aquejaron el sábado, pudo por lo menos descontarle tres puntos a Traverso, quien esta vez no hizo un negocio redondito, aunque, como dijo: tan mal no me fue. Para destacar quedó el silencioso pero efectivo trabajo del Del Barrio y la escalada de Silva. En cambio se fueron en deuda Acuña, Minervino, Ramos y Martínez, que hicieron menos de lo que insinuaron. Por lo menos llegaron, algo que no consiguió Bessone, por problemas de temperatura en su Dodge. El fantasma de los Dodge terminó en un lejano 12 lugar de Salerno. Para la anécdota, una frase de Satriano: Hace tres semanas me ganó un debutante como Silva, hoy un veterano como Luis. Así tan cambiante es este TC. Tal vez sea el secreto de su gran vigencia. 

CLASIFICACIÓN FINAL

1 Rubén Luis Di Palma Ford 36m59s026/1000

2 Emilio Satriano Chevrolet 37m03s335/1000

3 Guillermo Ortelli Chevrolet 37m03s670/1000

4 Marcos Di Palma Chevrolet 37m05s512/1000

5 Juan María Traverso Ford 37m05s580/1000

6 Guillermo del Barrio Chevrolet 37m06s547/1000

7 Juan Manuel Silva Ford 37m06s783/1000

8 Fabián Acuña Chevrolet 37m10s197/1000

9 Luis Minervino Chevrolet 37m11s708/1000

10 Eduardo Ramos Ford 37m15s902/1000

11 Omar Martínez Ford 37m17s258/1000

12 Rubén Salerno Dodge 37m21s512/1000

13 Walter Alifraco Ford 37m27s948/1000

14 Luis Miraldi Chevrolet 37m28s694/1000

15 Hugo Redolfi Ford 37m21s596/1000

16 Sergio Solmi Ford 37m37s008/1000

17 José Larroude Ford 37m37s683/1000

18 Raúl Sinelli Ford 37m38s857/1000

19 Luis Belloso Ford 37m45s317/1000

20 Fabián Hermoso Ford 37m54s857/1000

Récord de vuelta: Juan María Traverso, en la tercera, en 1m44s195/1000

AUDIOS DESTACADOS
 

Publicidad
 
LA BELLEZA DE LA SEMANA
 
SITIOS AMIGOS
 
img521/994/1221253055510fkh6.jpg img375/1866/headernk4.jpg img218/504/elcircuitocerradoab2.jpg
img504/6499/f1automashz5.jpg img78/9200/logoarmariofinal2za1.jpg Gustavoeo img402/6520/bannerkartingvz0.jpg
img145/289/1221253055510fyw7.jpg
img296/2894/logobigyz5.gif img224/769/5158encabezadotz1.jpg<
 
Locations of visitors to this page CONTADOR DE VISITAS: Europa Casino
Europa Casino
 
Hoy habia 15 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=