img50/405/10946139xb3.jpg
   
 
  LA GARRAFA DE ANDREA VIANNINI

LA GARRAFA DE ANDREA VIANNINI

 
 

Fueron cinco meses de trabajo continuo, sin descanso, para perfeccionar todos los detalles, con el objetivo de crear un auto de competición que fue capaz, en una sola carrera de volcar el público a su favor ganando al mito desarrollado alrededor de los Torinos y, lo más importante, abrió un camino de esperanza y aceleró el proceso evolutivo del automovilismo nacional y especialmente del T.C.


Para conducirlo eligieron a un piloto de lujo, Andrea Vianini, a quien conocían de cuando había manejado el monoposto motor delantero Maserati-Chevrolet, propiedad del mítico Froilán González, del cual ellos habían sido los mecánicos- preparadores; también lo habían observado en las temporadas internacionales, cuando habían apreciado su estilo y su vehemencia. Creyeron que era el ideal para manejar un auto de estas características por ser un piloto veloz, aguerrido, arriesgado, indudablemente reunía todas las condiciones para luchar contra los pilotos de los equipos de fábrica.


EL 16 de Julio de 1967, en el autódromo de Bs. As., se desarrolló la carrera más esperada y accidentada del año. “ La Garrafa”, al mando de Andrea y el prototipo Ford, con Atilio Viale del Carril, se enfrentaron con el mito de la imbatibilidad de los Torino del equipo oficial "IKA".


Atilio Viale del Carril ( Ford), Andrea Vianini ( Garrafa- Chevrolet ) y Jorge Cupeiro ( Chevy-Chevrolet) ganaron las series, fue la gran sorpresa que los autos de IKA no resultaran vencedores en ninguna de las tres, esto anunciaba lo que estaba por venir, una nueva etapa en la revolución del T.C. 


En la final largó en punta el prototipo Ford, al cumplir la primera vuelta los coches se encontraron con una cupecita detenida en la línea de largada y se produjo un choque múltiple. Viale y varios autos más quedaron fuera de carrera por las roturas sufridas.


Se largó nuevamente, Gradassi y Vianini se adueñaron de la punta alejándose del resto, en la segunda vuelta Vianini clavó el récord, mostrando más velocidad en las rectas. Siguieron luchando por la punta hasta que “ la Garrafa” pasó a liderar la prueba, alejándose de Gradassi un segundo por vuelta. Cuando llegó el final Vianini le había sacado seis segundos de ventaja al Torino oficial del cordobés. 


Junto con la terminación de la carrera se produjo la euforia general en las tribunas, en los boxes, en la pista, todo el autodromo vivía la hazaña de Vianini. Eran un auto y un piloto que debutaban en T.C., imponiéndose, nada más ni nada menos, que al Torino del equipo oficial.


Pero lo que es necesario destacar es que ese 16 de julio comenzó una nueva etapa en la transformación del T.C.. La revolución técnico-mecánica del automovilismo continuaba su avance inexorable. 

Fuente: Jorge "Nene" Ternengo

AUDIOS DESTACADOS
 

Publicidad
 
LA BELLEZA DE LA SEMANA
 
SITIOS AMIGOS
 
img521/994/1221253055510fkh6.jpg img375/1866/headernk4.jpg img218/504/elcircuitocerradoab2.jpg
img504/6499/f1automashz5.jpg img78/9200/logoarmariofinal2za1.jpg Gustavoeo img402/6520/bannerkartingvz0.jpg
img145/289/1221253055510fyw7.jpg
img296/2894/logobigyz5.gif img224/769/5158encabezadotz1.jpg<
 
Locations of visitors to this page CONTADOR DE VISITAS: Europa Casino
Europa Casino
 
Hoy habia 13 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=